miércoles, 26 de mayo de 2010

Fotosíntesis y respiración: procesos complementarios

La fotosíntesis y la respiración son procesos complementarios.
Cuando los autótrofos fotosintetizan, toman dióxido de carbono de la atmósfera. Luego, como producto de la respiración, vuelven a liberar este gas, que puede utilizarse nuevamente en la fotosíntesis. Por otra parte, cuando fotosintetizan liberan oxígeno a la atmósfera, que luego puede utilizarse en la respiración.
De manera similar, pero ahora entre organismos distintos, el dióxido de carbono liberado por los heterótrofos durante la respiración, puede ser utilizado por los autótrofos para fotosintetizar. Y como producto de la fotosíntesis, los autótrofos liberan oxígeno que utilizan los heterótrofos para respirar, volviendo a liberar dióxido de carbono, y así sucesivamente.

Para realizar la respiración celular, todos los seres vivos requieren moléculas orgánicas, a las que oxidan. Los heterótrofos las obtienen de otros seres vivos, ya que al consumirlos incorporan carbohidratos, lípidos y proteínas (siendo los dos primeras, las principales fuentes de energía).
Los autótrofos también requieren moléculas orgánicas para realizar la respiración celular, pero las fabrican ellos mismos mediante la fotosíntesis.

De este modo, a través de estos procesos complementarios, los átomos realizan un ciclo pasando de un proceso a otro, ya sea entre los mismos autótrofos, o entre autótrofos y heterótrofos. Veamos los ejemplos con el carbono y el oxígeno.

El carbono está en la atmósfera como dióxido de carbono, luego pasa a formar parte de una molécula de glucosa durante la fotosíntesis, y posteriormente vuelve a liberarse como dióxido de carbono durante la respiración, al oxidarse esa glucosa, y así sucesivamente.

En cuanto al oxígeno, está formando parte de la molécula de agua que es absorbida por un autótrofo. Luego, durante la fotosíntesis, el oxígeno se libera a la atmósfera y es tomado por el organismo durante la respiración. En este proceso, el oxígeno se reduce con hidrógenos y pasa a formar parte de una molécula de agua, que luego es incorporada por un autótrofo, y así sucesivamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada